domingo, noviembre 11, 2007

Aznar, mosca que no cesa

Mosca cojonera se llama a la persona pesada que hace discurrir su vida molestando a los demás con sus teorías –o tonterías- machaconas, haciendo perder los nervios más templados y provocando manotadas para quitársela de encima, o de al lado, o de los mismísimos cataplines.

José María Aznar, ese aguerrido adolescente de pelo caído, carismático y encantador, se ha convertido en ese tipo de mosca para los españoles. Un ejemplar humano único, con su cuidado bigote, sonrisa-mueca, bolsillo abultado -gracias al salario de los presupuestos del Estado, pensión vitalicia como expresidente-, y gracias también a los desorbitados honorarios pagados por las cultas, profundas y trascendentes personalidades que le contratan para disertar en el Primer País del Mundo. Con este bagaje y su verbo esclarecido que deja caer filosofías propias, el señor Aznar se sienta en cualquier mesa –por ejemplo en la de Sánchez Dragó- y con la excusa, o a fin de vender más ejemplares de sus cartas a los jóvenes –se debe creer un Rilke al uso-, suelta las barbaridades más abultadas sin que el bigote se le estremezca.

Que se quede en su FAES -¡cuánta añoranza de las FET y JONS!- y nos deje tranquilos, por favor. Ya perdió las elecciones, ya es multimillonario… Por favor, que nos evite el espectáculo.

7 comentarios:

Manuel de Soria dijo...

No sé si el "comité de sabios" del PP, en caso de que exista algo así en este partido, ha sopesado la conveniencia de que su ¿ex-jefe? siga largando por su boca lo que larga. (Aquí, hablando de moscas, cojoneras o no, vendría a cuento aquel refrán de que en boca cerrada... aunque, claro, difícil sería que en la boca de una mosca cojonera entre otra congénere). Puede que piensen que mientras Aznar le dé al pico en algunos foros, medios de comunicación y donde se tercie van a conseguir con ello más votos. No sé. Puede que sea lo contrario. Creo más bien que muchos votantes, entre moderados e indecisos, se decantarían antes, a la hora de votar, por la línea que marca Ruiz Gallardón, entre otros. En fin, parece que algunos añoran todavía la placidez del franquismo. Demócratas de pata negra, de toda la vida vaya.

Martín Pedraza (existe) dijo...

Aznar, ¿por qué no te callas?

Anónimo dijo...

Hombre, mandar callar a la gente no esta bien aunque lo haga el rey, pero justo es reconocer que al partido popular le vendrá muy bien que Aznar tuviera la boca calladita y se dejara de escribir libros como si fuera Tagore.

Anónimo dijo...

Que hable, por Dios, que hable. Hable Aznar, y que eche todas sus moscas por la boca. Ya sabemos que las siglas de la fundación Fa.Es. significan falange española,y que la falange a la que se refiere es ladel extremo del dedo miñique, pero que hable, que todos los españoles queden hartos de sus esperpentos y queden de todos ellos hasta la punta del dedito...

Anónimo veneciano. dijo...

¿A qué no sabéis que tienen en común Aznar, Franco, Hitler y Stalin? ¿? El bigote, mal pensados.
(El primo de Maderuelo, dixit)

Anónimo dijo...

Bueno que hable si querés, pero pensad que tal vez nos cansemos de oírle de nuevo como presidente. Ya veremos que pasa si Rajoi pierde las elecciones. Grima me dá y miedo también solo pensarlo.

Anónimo dijo...

Hi,

I begin on internet with a directory