jueves, marzo 13, 2008

Podrían aparecer los restos de Andreu Nin

Estos días algunos periódicos de tirada nacional dan a conocer el hallazgo de una fosa común de la Guerra Civil en el acuartelamiento de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares, en la cual podrían aparecer los restos del vendrellenc Andreu Nin, asesinado, al parecer, por Nikloski, alias “Alexandro Orlov”, jefe de la NKVD (algo así como la Gestapo comunista, responsable de ejecuciones y represiones).

La noticia-opinión aparecida en la página 32 de ABC, de fecha 9 de marzo, firmada por Fermín Saleta, da comienzo con una consideración, cuanto menos, chocante: “El silencio del Ejecutivo socialista, intentando que no le salpique ahora el barro de las fosas de la Guerra Civil…”. ¿Por qué le iba a salpicar al Partido Socialista ese barro? ¿Acaso le ha salpicado al Partido Popular el de las innumerables fosas de los tiroteados los primeros días de julio del 36, y los asesinados o dejados morir los primeros años del franquismo, cuyos cálculos podrían hacer elevar el número de muertos a trescientos mil (300.000)? Más adelante, dice: “El hallazgo de esta fosa, de cuya existencia ABC es el primer medio en informar…”. No es el primero en informar. EL PAIS, en su edición catalana del viernes, 7 de marzo, dos días antes, en la página 9, da la noticia de la fosa de Alcalá y de la investigación que se está llevando a cabo por si los restos del pedagogo nacido en El Vendrell, Andreu Nin, estuvieran en esa fosa. Así contrasta sus noticias ABC.

Al margen del comentario, sería una buena noticia que los restos de Andreu Nin i Pérez, fundador, junto con Joaquín Maurín Juliá, en 1935, del Partido Obrero Unificado Marxista (POUM), y muerto por oponerse a la dictadura y militarismo de Stalin, pueda reposar en el cementerio de El Vendrell, su villa natal. Como deseamos para todas las víctimas de la barbarie.

6 comentarios:

Manuel de Soria dijo...

Honradamente, ningún colectivo ni grupo político puede purgar en la actualidad por unos hechos que sucedieron hace 70 años. El problema surge cuando se intenta justificar las atrocidades. Ningún demócrata sincero puede defender el franquismo y sus secuelas, ni las prácticas estalinistas. Que todavía haya gente que se moleste porque se identifiquen y se les dé entierro digno a cadáveres arrojados en cunetas y fosas...

Paquillo Pajero dijo...

Si Hitler que se enfrentó a medio mundo por hacer "su" gran Alemania no puede ser reivindicado en el país germano, salvo riesgo de detención, no sé cómo hay individuos en esta España nuestra que todavía justifican a aquel sanguinario que convirtió el solar patrio en un baño de sangre (sobre todo en la posguerra.) Y algunos hasta van de demócratas.

Anónimo dijo...

Sí, como los Pío Moa y algunos más.

Anónimo dijo...

Es difícil que al PSOE le salte el barro de las fosas porque siempre han nadado entre dos aguas. Al final de la Guerra Civil no dieron la cara -si quieren hablamos de Casado y de la traición a Negrín- ni la dieron durante el franquismo porque se escondieron como ratas. No son gente clara. este Zapatero nos lleva a la ruina.

Anónimo dijo...

Me da la sensación que a los sorianos, en general, se la trae "al pairo" el que aparezcan o no los restos de Andreu Nin. Muchos estudios, sí, pero tan poca inquietud cultural como en otras partes. Lo de la culta Soria es una leyenda sin base.

Anónimo dijo...

Pues sí. Los sorianos, como en otras partes, están más pendientes del fútbol, y las sorianas de los cotilleos y programas "rosas".